Los robos a casas habitación se han multiplicado en forma alarmante sin que se pueda frenar. A pesar de las recomendaciones que se hacen para evitarlos, no se toman las precauciones debidas, nos confiamos al pensar "esto a mi no me sucederá".

Quien ha sufrido un acto de esta naturaleza podrá hacer entender a otros lo importante que es prevenir, pues han sufrido la impotencia de no poder hacer algo en el momento adecuado.

Robos en casas habitación

Esta clase de delitos son cometidos en nuestro hogar por personas de supuesta confianza: amistades nuestras o de nuestros hijos, familiares, empleados. No nos atrevemos a indagar en esta clase de delitos, que nos lastiman en nuestro patrimonio familiar.

Quien ha sufrido un acto de esta naturaleza podrá comprender la impotencia e indecisión para actuar contra alguno de nuestros más allegados a quién se le depositó nuestra confianza.

En nuestros más de 35 años de experiencia en la Investigación Privada, hemos contado con la confianza de numerosos clientes particulares para resolver su caso con resultados satisfactorios y solución a sus problemas, por obvias razones, ellos prefieren quedar en el anonimato.

Contamos con un equipo compuesto por personal con la experiencia necesaria para estos casos. Intervienen investigadores, peritos en dactiloscopia (en toma de huellas en los lugares que hayan quedado marcadas y confronto de las mismas), empleamos contactos que conocen lugares donde compran y venden el producto sustraído.

Los procedimientos preliminares que se mencionan nos permiten obtener señalamientos para dar con quien cometió el ilícito.

¡No dude en consultarnos! Le recomendamos no tocar ni limpiar nada en la escena de donde pudiéramos obtener huellas, el tiempo que transcurre actúa en nuestra contra para resolverlo con la prontitud requerida.