El asalto

El asalto es un acto criminal, en el que intervienen dos o más delincuentes armados para despojar de valores o bienes a sus víctimas bajo amenazas de muerte, sea en el automóvil, banco, casa o negocio.

Un asalto es muy peligroso para quien tiene la desgracia de sufrirlo, pues conlleva el gran peligro de perder la vida, y quedan secuelas morales, mentales y físicas.

Quienes lo realizan emplean armas blancas o armas de fuego, por lo general van drogados o intoxicados para tener el coraje suficiente, y no les importa asesinar si alguien se interpone en su propósito.

En caso de sufrir un incidente de esta naturaleza, debe mantener la calma y entregar lo que el delincuente pida, para poder conservar la vida.

Recomendamos ante todo presentar una denuncia de los hechos delictivos, para que contribuya a la captura de los responsables y si es posible, al pago de los daños.

El auto asalto

En este acto delictivo por lo general intervienen 2 personas. Una labora en la empresa afectada y la otra es “externa”, pudiendo ser un conocido o familiar del primero. Quien labora en la empresa reporta el delito como si verdaderamente hubiera sido asaltado, pero en realidad actúa en coordinación con “el asaltante”.

En ocasiones hay negocios o personas que para no verse involucrados en el desgaste físico y el tiempo que pierden para continuar con los procedimientos que marcan las leyes respectivas, optan únicamente por presentarla y solicitan los servicios de un Investigador Privado, reunidos los elementos probatorios los aportan posteriormente a las Autoridades conocedoras del caso para continuar su procedimiento.

Como siempre, sugerimos que ante cualquier delito cometido, presente la denuncia ante las Autoridades correspondientes.